Blog notice

CIM UPC diseña un abridor de puertas para luchar contra la propagación del COVID-19

(Barcelona, 22 de marzo de 2020) El abridor, diseñado en 3D en el CIM UPC, se puede fabricar con cualquier impresora 3D doméstica y ensamblar, simplemente, con 3 bridas. Con este abridor se pueden abrir todas las manetas de puertas compartidas sin necesidad de usar las manos.

Desde que el pasado 31 de enero se detectó el primer caso de COVID-19 en España, la preocupación por el contagio exponencial de esta pandemia ha estado en la mente de todos. En el ámbito de la ingeniería, existen distintos grupos de trabajo con los que CIM UPC está trabajando activamente en el diseño, validación, fabricación y distribución de respiradores, mascarillas o viseras.

Pero también es muy importante prevenir nuevos contagios. Y aquí es donde aparece el riesgo inherente al abrir y cerrar puertas con las manos de zonas comunes de edificios, hospitales, centros de trabajo o comercios. Según un reciente estudio publicado por New England Journal of Medicine, el SARS-CoV-2 es capaz de mantener su poder infeccioso durante horas, e incluso días, en determinados materiales como el acero.

Los ingenieros e ingenieras de CIM UPC se pusieron a analizar las distintas alternativas existentes en el mercado para abrir las puertas sin necesidad de usar las manos y se dieron cuenta de que ninguna era lo suficientemente fácil de ensamblar, ni se adaptaba a las distintas formas de manetas y de que, en general, necesitaban elementos de difícil aprovisionamiento. Así que se pusieron manos a la obra.

El resultado final, después de una semana intensa trabajando con distintos diseños y prototipos, es el Arm Door Opener. Se compone de una sola pieza que puede ser fabricada en menos de 4 horas con cualquier impresora 3D doméstica y que se ensambla fácilmente solo con 3 bridas.

Este diseño se ha realizado en dos versiones para puertas que se abran a izquierda y a derecha y el montaje se realiza en menos de un minuto con la ayuda de tan solo 3 bridas de plástico y sin necesidad de ninguna formación o experiencia técnica.

Este diseño digital, materializable en cualquier impresora 3D,  puede ser replicado a escala mundial, lo que puede contribuir a minimizar el riesgo de contagio del COVID-19. De momento, la primera gran remesa se fabricará en el centro de ensamblaje de impresoras 3D de sobremesa BCN3D,  spin-off de CIM UPC, en el campus de la UPC en Castelldefels (Barcelona). Actualmente, BCN3D es una empresa líder en su sector que ha puesto a disposición de la lucha contra el COVID todas las impresoras 3D dedicadas a producir sus componentes. Son más más de 60 equipos. 

También se prevé la producción de estos abridores en los Ateneos Locales de Fabricación de Barcelona (Fablabs públicos del Ayuntamiento de Barcelona) y en otros centros, como el SPMaker de Santa Perpètua de Mogoda. Todos han participado en el co-diseño del abridor con el objetivo de que haya muchos para su distribución.

Toda la información digital para que cualquier persona reproduzca el Arm Door Opener puede ser descargada gratuitamente en la web de CIM UPC, así como en los principales repositorios de archivos 3D que hay disponibles en la red. Si la globalización ha extendido el virus, también será ella capaz de facilitar su derrota gracias a la innovación en red y al acceso universal a las herramientas CAD y a la fabricación aditiva. Todo un éxito colectivo en situación de confinamiento porque  la mayoría de los participantes en el proyecto lo han hecho desde su casa, usando su propia impresora 3D.

Con esta aportación, el CIM UPC, el centro tecnológico de la UPC, quiere dar respuesta a una necesidad que, debido a las urgencias sanitarias actuales, había quedado en un segundo nivel de prioridad, pero que es igualmente importante.  Y el equipo humano del CIM UPC sigue trabajando, día y noche, en la búsqueda de otras soluciones que ayuden en la lucha contra este virus.

Ver el video

Descarga el Arm Door Opener