Blog notice

Felip Fenollosa “Ofrecemos oportunidades educativas para todo el mundo”

Felip Fenollosa, director de Investigación y desarrollo del CIM-UPC, hace balance de los cuatro años de alianza Magnet con la Escola Montessori (Rubí). Qué ha significado para el CIM-UPC ser un partner Magnet? Qué ha aportado Magnet en el centro tecnológico? Qué valores ha aportado como partner en la Escola Montessori? Son algunas de las cuestiones a las que responde Fenollosa.

El curso 2017-18 la Escola Montessori inició la alianza con CIM-UPC que le ha permitido desarrollar un proyecto de innovación basado en la tecnología, la robótica educativa y el fomento de las vocaciones STEAM (que engloba las ciencias, las matemáticas, la tecnología, la ingeniería y el arte).


¿Qué ha significado por la CIM-UPC ser un partner Magnet?

Para CIM-UPC ser partner Magnet con la Escola Montessori de Rubí ha significado continuar un camino que empezamos ya hace años que es avanzar en el impacto social de la tecnología. A la CIM-UPC somos un centro tecnológico avezado a la fabricación avanzada y palabras como centro tecnológico y fabricación suenan a industria, polígono industrial, ingenieros u operarios cerrados en una planta de fabricación como la que estamos situados… palabras que pueden parecer lejos de la ciudadanía y, por lo tanto, lejos de la educación infantil, pero resulta que con toda la revolución digital que ha habido, y que vivimos todos en primera persona través de los móviles y los ordenadores, esto también ha entrado a la industria. Esta revolución ha permitido tener al alcance una serie de herramientas muy interesantes que pueden ayudar al aprendizaje, como la impresión 3D o el corte láser, sean fácilmente accesibles para poder divulgar la tecnología. Nuestra relación de partenariado con la escuela Montessori nos ha impulsado a utilizar estas tecnologías a través de retos pedagógicos dirigidos a niños de primaria y esto para la CUMBRE-UPC ha supuesto un punto de inflexión, uno antes y uno después.

¿Qué crees que habéis aportado como partner en la Escola Montessori?

Siguiendo con esta idea del esfuerzo pedagógico, nosotros en CIM-UPC tenemos que ser expertos de muchas tecnologías, pero resulta que para nuestro día a día acaba siendo más importante saberlo transmitir. Es decir, el que se espera de nosotros, como profesionales, es que seamos expositores, evangelizadores de cómo hay una nueva industria digital y como lo tenemos que fomentar. Para nosotros encontrarnos con el interlocutor más básico que puedes tener, como es el alumnado de una escuela de primaria, nos ha exigido ser muy transparentes, ir mucho al grano. Esto nos ha aportado el valor de ir al que es sustancial, de saber qué es aquello que queremos explicar y como queremos conseguir divulgar la importancia de un proceso tecnológico.

¿Qué os ha aportado el programa Magnet como institución?

Para nosotros ser partners magnet ha implicado tener una serie de personas en CIM-UPC con cierta capacitación de coger una equipación y poderlo explicar, poder hacer pedagogía, poder hacer una práctica que nunca hubieras imaginado, porque a una industria no le irás a hacer un ejercicio de impresión 3D o de montaje que le harías en una escuela de primaria. Así pues, esta aportación significa que ahora somos mejores que antes en cuanto a hacer nuestra función de difusión tecnológica. Por lo tanto, el que en un principio podría suponer añadir cierta carga de trabajo en nuestro día a día acaba mejorando nuestra tarea diaria.

¿Hablas de la voluntad de divulgar. Cómo lo habéis hecho para adaptar vuestro conocimiento y traducirlo porque lo pueda entender el alumnado de primaria?

En CIM-UPC partimos de una ventaja que es la edad de nuestro equipo, que es relativamente joven. Ha estado fácil y nos hemos sentido muy cómodos participante en jornadas como la del Maratón de TV3 con el claustro de la escuela Montessori de Rubí. Además, hay que matizar que para llegar a los niños tenemos a todo el claustro docente que es el primer receptor de nuestros conocimientos y a los que primero hemos podido aportar ideas. Ellos tienen como misión la formación y nosotros también hacemos formación de másteres y posgrados para personas adultas y hemos tenido que hacer un cambio de perfil. De un adulto de ingeniería técnica a un perfil proveniente de carreras docentes. De hecho, las sesiones más productivas las teníamos con el profesorado y después había el “premio” que era una visita de alumnado en nuestra sede, estar con ellos participante en actividades en beneficio del Maratón de TV3 y ver como venden los productos que ellos habían dibujado y escaneado con impresoras 3D. Un poco formación en cascada, nosotros lo explicamos al claustro y el claustro al alumnado. Aquí hay que remarcar la figura clave de Frank Sabaté, el formador magnet que ha hecho de bisagra entre la CUMBRE-UPC y la escuela Montessori.

Qué valores habéis compartido con la Escola Montessori?

Un valor esencial es la voluntad de ofrecer oportunidades educativas a todo el mundo, la posibilidad de acceder a la formación. Una de las cosas que impulsamos desde la CUMBRE-UPC es poder innovar a través de las nuevas tecnologías, mejorando los perfiles profesionales y accediendo al conocimiento que tenemos. Por ejemplo, hay hospitales que están trabajando con impresión 3D imprimiendo piezas que reproducen la geometría del cuerpo. Y, por lo tanto, decir a los niños des el momento cero, vosotros vayáis cada día en la escuela pero hay un porque y el porqué se lo muestramos: hacer con tu vida profesional y personal una actividad útil y que sirva a la sociedad. Este valor lo transmitimos más con nuestra actitud más que no explicando una tecnología concreta, que puede ser una cosa neutra. Pero, explicar una tecnología y mostrar la finalidad que tendrá por un hospital concreto o bien para ayudar a superar una discapacidad, todo esto es el que hemos intentado hacer y ha sido el valor compartido, la finalidad. La pandemia ha evidenciado la necesidad de introducir el binomio tecnológico en la fórmula educativa, y para la CUMBRE-UPC la tecnología es una herramienta para mejorar la sociedad más que no una finalidad.

La Escola Montessori ha trabajado mucho la perspectiva de género de las STEAM por ejemplo poniendo el nombre de mujeres científicas a las aulas de la escuela. ¿Cómo los habéis acompañado en este camino des del CIM-UPC?

Des del CIM-UPC creemos que la tecnología no es una cuestión de género, de hecho a la oficina técnica de ingeniería encontraremos más chicas que chicos. Esto es importante de transmitir en las escuelas y centros educativos y donde se ha asociado los perfiles de matemáticas y ciencias a un determinado género. Y des del CIM transmitimos la idea que cualquiera de los géneros puede está vinculado al ámbito científico. Nosotros creemos que cualquier persona puede aplicar la tecnología para ciertas necesidades.

Por todo esto, des del CIM-UPC hemos facilitado en la escuela Montessori formación con mujeres ingenieras y no de forma intencional, porque como he dicho, las mujeres ocupan un papel relevante, pero al hacerlo sabemos que acaba teniendo una incidencia al alumnado, que a menudo no tiene demasiado referentes femeninos en estos ámbitos.

¿Hace un rato explicabas las actividades en torno al Maratón como un momento importante de esta alianza con la Escola Montessori. Nos podrías compartir momentos clave de esta relación?

Sí, ha habido bastantes momentos importantes y relevantes. Por ejemplo, recuerdo unas puertas abiertas en la que la voluntad de la escuela era decir: somos una escuela a Rubí con un proyecto educativo potente, transformador y de calidad y que estamos trabajando para revertir la segregación escolar que sufrimos en primera persona y queremos demostrar que esta es una escuela en que cualquier niño, sea cual sea su procedencia, puede formarse con calidad. Este discurso, que puede parecer muy obvio, históricamente no se daba por hecho y la escuela ha actuado porque ahora sea así. De hecho, vinieron perfiles de familias a las puertas abiertas que no solían venir y los que lo hacían tenían unas ideas prefijadas del centro, pensando que no harían aquello que hacen. Y aquel día, cuando las familias veían talleres de impresión 3D, talleres de maquetas, talleres de robótica, etc., se sorprendían que una escuela con tanta diversidad pudiera hacer todo aquello. Y está claro, esto solo es posible con un claustro y un equipo directivo implicado que se ha afanado porque esta parte del programa Magnet funcionara. Aquí nos hemos esforzado todos, y la parte del claustro ha funcionado muy bien tenso de nosotros y pidiéndonos para hacer una escuela con un proyecto educativo transformador y avanzado.

El valor compartido de acceso a las oportunidades es compartido con la Escuela Montessori, no es que seamos fanáticos de la meritocracia, pero sí que pensamos que tiene que haber oportunidades educativas para todo el mundo.

¿Qué consejo darías a los partners y centros magnet que han entrado durante este curso 2021-22?

Uno de los consejos que daría a las instituciones partner es que no vieran Magnet como una carga más al trabajo del día a día. Es decir, no los aconsejaría que nombraran a dos personas encargadas del proyecto y blindara al resto. Magnet tiene que ser un proyecto abierto a cualquier persona de la organización. Magnet no tiene que recaer sobre la persona de calidad o relaciones institucionales, por mí una de las claves del éxito es que se ha implicado desde la dirección general hasta becarios que se están formando con nosotros y que el próximo año serán a la industria. Haciéndolo así harás bien de partner y a la vez harás que los aprendizajes de participar en el programa sean permeables a toda la institución. Magnet ha supuesto una forma de salir de nuestra zona de confort. De hecho, todas las personas del CIM-UPC que han colaborado en la alianza magnet con la escuela Montessori han agradecido de haber participado.

En los centros educativos el que los diría es que tengáis paciencia con la gente extraña (sonríe) que se encuentran a la institución partner y que no tengan vergüenza a pedir que los expliquen qué hacen dos o tres veces con un idioma que los “mortales” puedan entender, puesto que los partners estamos inmersos en nuestro cosmos y los centros educativos tienen que saber forzarnos a hacer esta traducción.

Para acabar quiero agradecer a las instituciones que impulsan el programa por haber actuado de catalizadores. Aquí por ejemplo, tenemos impresoras 3D en las cuales hay una resina foto polimérica que se solidifica gracias a la luz, pero en medio de la resina hay los fotocatalitzadors, sin los cuales no podría darse la solidificación. Las instituciones que forman parte de Magnet son los fotocatalitzadors que “hacen que pasen cosas”, puesto que el potencial está, la resina y la luz, pero hacen falta agentes que los catalicen. En esta línea, quiero agradecer explícitamente a Frank Sabaté, asesor magnet de la escuela Montessori, gracias al que entendimos el que se esperaba de nosotros.

FUENTE: “Oferim oportunitats educatives per a tothom” Actualitat, Magnet.